Sin categoría

La enfermedad de la Tierra

toxic-land-domik-derevo

Vivimos de prestado en un mundo que llamamos nuestro pero, ¿cómo puede ser nuestro algo que ya estaba mucho antes que nosotros? Seremos suyos nosotros, en todo caso.

Nos empeñamos en proclamar su propiedad a nuestra especie, cuando en realidad lo compartimos con otros ocho millones y medio de especies diferentes. Se dice rápido, ¿eh?

Ver la entrada original 295 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s